Un Lugar con Muchos Niveles

Por Anna Mazzaro
7 de febrero de 2003

Estoy aquí sentada en el medio de la selva. Temprano en la mañana cayeron unas gotitas de lluvia que apenas lograron mojar las hojas. Mientras tomo un descanso en mi caminata matinal, escucho una larga conversación entre unas guacamayas. No las logré ver ya que por sus colores logran esconderse muy bien entre los árboles pero sí las puedo escuchar muy fuerte y muy claramente. Y con esta música de fondo y la refrescante brisa que llegó después de la garúa, me pongo a mirar más atentamente a la vegetación que me rodea. Estamos en la estación seca y se ven muchas hojas secas, ramas y hasta troncos de árboles en el piso. Aunque hay una gran necesidad de agua, hay una gran variedad de tonos verdes en los árboles que ayudan a distinguir con claridad los diferentes niveles que hay en la vegetación de la selva. Es como si fuera una casa con muchos pisos. Están los árboles altos que se encuentran por encima del dosel. Estos árboles son los más altos de la selva. Se los llama el nivel de árboles emergentes. Estos son los árboles que reciben la mayor cantidad de luz solar. Pero como todo, ellos también tienen que pagar un precio por este lujo: son los árboles más "castigados" por los fuertes vientos, el calor y por la baja humedad. Por esta razón, ellos tienen hojas relativamente pequeñas. Inmediatamente debajo del nivel emergente, se encuentra el dosel. Los árboles del dosel con los emergentes actúan como un gran paraguas que recoge los rayos del sol y la lluvia. Monos, osos perezosos, iguanas, y otros animales disfrutan de las hojas y frutos de estos árboles. Esperando para llegar al dosel se encuentran los árboles pequeños, éstos forman el nivel que se conoce con el nombre de estrato medio. Estos árboles están esperando por la luz solar para crecer. Estoy segura que has escuchado de cómo los animales pelean para conseguir alimento, para mantener su territorio y hasta para conquistar a su pareja. Pero ¿has escuchado alguna vez de cómo las plantas también pelean? Sí, ellas pelean por la luz solar y por el espacio que les permitirá llegar hasta ellos rápidamente. Cuando un árbol grande, emergente o del dosel, se cae, un gran claro se abre en la selva. Los pequeños árboles que antes no recibían luz solar porque un gran árbol los tapaba, ahora comenzarán a crecer rápidamente para alcanzar primero los rayos solares. ¡Ellos corren una carrera hacia el sol! Algunos de ellos lo alcanzarán, otros no. Todo esto sucede en el estrato medio. Pero, espera ... hay más. No podemos olvidarnos del piso de la selva- el sotobosque es muy diferente al dosel. Aquí hay muy poca luz solar, la humedad es alta, los vientos son calmos, la temperatura es bastante constante, lo que hace que la vegetación esté esparcida a través del suelo.

¡Qué hermoso es este lugar! Puedo ver y apreciar la diversidad de plantas y animales que hay aquí­ y pienso en lo importante que es la selva. Las guacamayas siguen hablando, no parecen cansarse de tanto parloteo. Yo debo seguir mi camino. Todavía hay muchos animales y plantas para ver.

 

Hasta pronto, ?

 

Anna

 

Algo para pensar . . . Si tú fueras un árbol en la selva ¿en qué nivel del bosque te gustaría estar? ¿Por qué?